Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Imagen

Fuerteventura es considerado uno de los destinos más deseados para los más playeros, toda su costa es un espectáculo de arena fina, tanto dorada como blanca, y limpias aguas que invitan al baño.

No podría mencionar todas sus paradisíacas playas en un artículo, por lo que voy hacer una selección de cinco playas que no te debes perder.

Playa los charcos, El Cotillo:

Imagen

Ésta playa de ambiente familiar debido a la tranquilidad de sus aguas, es toda una atracción para los más pequeños, y los más mayores, ya que no hace falta saber nadar para disfrutar de ella.

Situada al norte del pueblo El Cotillo, se trata de un paraje singular, ya que puedes llegar a caminar y caminar a través de sus aguas que el agua del mar no te sobrepasará la altura de la cintura, gracias a su protección natural del oleaje.

Imagen

Piedra Playa, El Cotillo:

Sin movernos mucho accedemos a una playa totalmente diferente, pasando de una playa familiar a una playa sólo apta para los más aventureros, hablamos de Piedra Playa también conocida como Playa El Aljibe de la Cueva, donde se practica con mucha frecuencia el surf y el kitesurf.

Imagen

Una playa de una longitud de 1,5 kilómetros, arena dorada gruesa y un fuerte oleaje y viento son los principales actores de éste espectáculo creado por la naturaleza, un espectáculo aprovechado por las escuelas de surf, que ofrecen cursos para cabalgar las olas de Piedra Playa.

Imagen

Imagen

Compuesta de enormes calas y dunas de arena.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Merece realmente la pena quedarse hasta muy tarde en ésta playa, para recorrer toda su bahía con total tranquilidad y como no, disfrutar de un atardecer memorable.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Costa Calma:

Nos movemos hacia el sur de la isla de Fuerteventura para disfrutar de una de las costas más deseadas por sus visitantes, Costa Calma es un extensa bahía formada por varias playas, en éste caso hablamos de dos de ellas, Piedras Caídas y La Barca.

Piedras Caídas:

Imagen

Imagen

Piedras Caídas es una playa cubierta por un acantilado que la protege del viento como buenamente puede, varios hoteles hacen acto de presencia encima de los acantilados, y la nota más curiosa de la visita es la gran cantidad de ardillas que viven en ésta playa resguardadas en las oquedades creadas en las rocas.

Imagen

Un lugar totalmente relajante donde pasar el día, con frecuencia se ven grupos de turistas encabezados por el animador del hotel organizando juegos en la arena.

Imagen

Dándose un paseo a lo largo de la bahía comprobarás porque a ésta zona se le llama Piedras Caídas, y es que las rocas complementan parte de ésto bello paisaje.

Imagen

Caminando hacia el sur de la isla, llegaramos a un punto en el que el viento va ganando presencia, y prueba de ello son las múltiples cometas de kite surf que van poblando el cielo, momento en el que uno decide si seguir la marcha y conocer la otra cara de Costa Calma (de la que hablamos a continuación) o nos quedamos al resguardo del viento.

Imagen

Imagen

Playa La Barca:

Una zona normalmente muy azotada por el viento, ello hace que gran parte de la playa esté vacía a excepción de algunos practicantes de kitesurf o windsurfing.

Imagen

Anualmente se organizan en la zona el campeonato mundial de Windsurf, que se convierte en una fiesta de referencia mundial.

Imagen

Playa de Mal Nombre:

Curioso nombre para una playa de película, Playa de Mal Nombre es una de esas playas que la ves a la distancia y dices, tengo que ir.

Imagen

Colores de película para una playa de película, ésta playa cuenta con restaurante-chiringuito, hamacas, sombrillas, baños públicos y una pequeña escalera para bajar desde el acantilado a la playa, algo que parece extraño, ya que la playa se encuentra totalmente aislada, aparte de éste restaurante a pie de playa, lo más cercano es un hotel a unos 500 metros y está abandonado.

Imagen

Imagen

Cuando baja la marea, el mar deja atrás grandes charcos en la arena que son el disfrute de los más pequeños.

Imagen

Imagen

En definitiva, un lugar para perderse.

Fotografía y texto: David Azurmendi

Anuncios